Vídeo | Así fue la detención del delincuente más buscado de Granada

Sus vecinos y familiares intentaron impedir la detención con agresiones e insultos a los agentes de la Guardia Civil

Sin título
Momento de la detención del delincuente más buscado de Granada | Foto: Twitter
Patricia Vázquez
1

Gritos, golpes, persecuciones… podría parecer salido de cualquier película de acción. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Se trata de lo que se vivió el lunes en la barriada de Las Flores en Pinos Puente, cuando la Guardia Civil fue a detener a Adonai, el delincuente más buscado de la provincia de Granada. Este joven, de 27 años, estaba reclamado por catorce juzgados: cuatro reclamaban su localización; nueve su detención y presentación y el Juzgado de lo Penal número 6 de Granada ordenaba su detención e ingreso en prisión para cumplir condena.

La Guardia Civil, no obstante, lo ha detenido como presunto autor de varios tiroteos con tentativa de homicidio y por varios ‘vuelcos’ de marihuana. El último tiroteo ocurrido en Albolote el pasado día 6 de febrero de 2020 fue el origen de esta operación. Tras el tiroteo la Unidad Orgánica de Policía Judicial y el Servicio de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada se hicieron cargo de las investigaciones para dar con este peligroso y escurridizo delincuente.

Es peligroso porque presuntamente iba armado y se sospecha que no dudaba en disparar; y es escurridizo porque no tenía un domicilio fijo y contaba con el apoyo de su entorno familiar y de su grupo de amigos y conocidos en un barrio marginal de Pinos Puente que le facilitaban la huida y dificultaban la labor de los guardias civiles cada vez que se ha intentado detener a lo largo de este último año.

 

De hecho, los agentes de paisano desplegados en torno a su domicilio en Pinos Puente lo vieron llegar en un turismo Ford Mondeo. Rápidamente lo rodearon e intentaron detenerlo, pero no fue sencillo. Tal y como reflejan los vídeos que han publicado varios usuarios de redes sociales el joven se defendió a bocados y patadas, pero viendo que no era suficiente comenzó a llamar a gritos a los vecinos y familiares para que salieran en su ayuda. Y ahí comenzó el revuelo.

Los allí congregados comenzaron a increpar a los agentes al grito de ‘Lo vais a matar‘, lo que hizo que más gente se uniera a los insultos. Incluso se puede ver cómo una mujer coge un palo y persigue a los guardias civiles golpeándoles con él, por lo que estos tienen que salir huyendo del edificio y salir a la calle donde los esperaban más vecinos de otros bloques y continúan las agresiones verbales y los empujones. Sin embargo, los agentes mantuvieron la calma y en ningún momento hicieron uso de sus armas reglamentarias.

Una vez en la calle, el grupo de diez agentes hizo un cordón humano en torno al detenido que ya estaba reducido y con las esposas puestas, pero siguiente los insultos y los empujones mientras llegaban los refuerzos. Fueron unos minutos interminables hasta que consiguieron introducir al presunto delincuente en el coche policial. Y tampoco se hizo fácil. En ese momento, los allí concentrados les tiraron piedras, sacaron barras de hierro y más palos de madera.

De allí fue trasladado hasta la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, donde continuará hasta que el juzgado requiera su presencia para dictar el auto del ingreso o no en prisión ingresado hasta que se celebren los juicios que tiene pendientes. Debido a las numerosas causas que tiene pendiente el detenido, la Guardia Civil agotará las setenta y dos horas antes de presentarlo en el juzgado.

Ahora solo falta que la Guardia Civil identifique a los vecinos y conocidos del detenido que participaron en las agresiones, que se saldaron con varios agentes heridos de distinta consideración y seis agentes con mordeduras y golpes.







Comentarios

Un comentario en “Vídeo | Así fue la detención del delincuente más buscado de Granada

  1. Esto es fruto de lo que el mismo gobierno ha sembrado, los independentistas se rieron de la guardia civil le destrozaban los coches y nuestros gobernantes a cambio de un puñado de votos quieren dejarlos libres, como si no habría pasado nada. Esto es lo que pasa una falta de respeto a los cuerpos de seguridad del estado, que velan por todos nosotros y que en este caso que nos ocupa solo cumplían con su trabajo detener a un delincuente . La gente se le echa encina sin respeto ninguno, y sin temor , saben que ya no pasa nada.

Deja un comentario