Las altas temperaturas actuales facilitan el impacto del polen, según la UGR

El polen de gramínea y de olivo sigue en ascenso, según los datos de la estación aerobiológica del Departamento de Botánica de la UGR

unnamed
Previsión del polen del olivo para esta semana | Foto: Gabinete
Gabinete
0

El “Informe Polen” refleja el creciente impacto polínico del olivo en la atmósfera, así como el nivel moderado y en ascenso de la gramínea, según la información de la estación aerobiológica del Departamento de Botánica de la UGR. Las altas temperaturas y las lluvias de las semanas previas han propiciado un adelanto de la floración de casi 10 días, factores que están notando las personas alérgicas al polen.

Este informe, que la UGR publica en su web y redes sociales, recoge una previsión semanal del impacto de los diferentes tipos polínicos que se encuentran en el aire de la capital granadina. Además, amplía la evolución histórica y presente de los dos tipos que presentan mayores cotas durante estos días: olivo, en nivel alto; y gramíneas, en nivel moderado ascendente.

La previsión para los días del 19 al25 de mayo se completa con el nivel moderado del pino y la encina; junto con el bajo de quenopodios, ciprés, plantago y parietaria. Los datos de los niveles polínicos en la atmósfera de Granada, sus previsiones y el calendario polínico se pueden consultar en la web de Aerobiología Andalucía Oriental.

Diferenciar síntomas de alergias de los del COVID-19

Los síntomas provocados por las alergias al polen no deben confundirse con los del Síndrome Respiratorio Agudo Severo causado por el COVID-19, aunque en ambos casos se trata de enfermedades que afectan al aparato respiratorio.

La alergóloga Carolina Mérida, del Hospital Universitario Clínico San Cecilio, expone esta problemática: “La sintomatología es similar y puede resultar complicado detectar las diferencias, especialmente durante los primeros días, por ello siempre recomendamos al paciente alérgico cumplir estrictamente sus tratamientos antiinflamatorios con broncodilatadores, ya que le puede beneficiar incluso y ayudarle a aminorar los síntomas ante un posible contagio de coronavirus”.

La doctora señala diferencias fundamentales: “Los pacientes alérgicos al polen muestran reacciones en épocas muy determinadas del año como la primavera, además, sufren molestias en los ojos o la nariz, picores o enrojecimientos característicos, entre otras; por su parte, quienes sufren el COVID tienen normalmente unos síntomas diferenciados como la fiebre, un intenso malestar o dolores musculares”.

“El uso de la mascarilla, en cualquier caso, contribuye a prevenir tanto los efectos alérgicos como rinitis o asma y los del contagio de COVID-19”, han asegurado.







Se el primero en comentar

Deja un comentario